Estalla como loca de manicomio

Hace ya cinco años que te conocí, sólo eras una persona más, el muchacho con quien hablaba de vez en cuando, los momentos en que no tenía que hacer, salvo conocerte.

Hace casi tres años que empecé a salir contigo, con tus bromas malas y tu presunción acerca de asuntos que no tenían nada que ver conmigo. Recuerdo la forma en que te dedicabas a menospreciar mis gustos, incluso a las personas con quienes convivía. Pero poco me importaba, porque me agradaba estar contigo, pasar el rato y mirarte reír con vergüenza porque no te gusta tu sonrisa ¿qué tiene de malo? Sólo eres tú siendo feliz, qué tanto te ha sucedido en esa vida que llamas perfecta para que sonreír sea algo que ocultar.

No lo sé y ya no me importa. Hace unos meses que comenzaste a llamarme loca, que tu madre psicóloga comenzó a darte términos específicos que no vienen al caso ¿brotes psicóticos? ¿inestabilidad emocional? Por supuesto, eso no saldría de tu boca, no saldría de tu mente, lo lamento, pero no eres tan listo.

Claro está que ella tampoco, no es muy buena en su ramo para dar esa clase de diagnósticos sin conocer toda la historia. Porque éramos amor, siempre juntos, incluso entrabas al baño cuando yo orinaba. ¿Cuál fue el propósito de apartarte cuando más te necesitaba? No comprendo en qué momento te olvidaste del amor que nos jurábamos todas las noches en esas románticas llamadas, en cada tarde juntos caminando de la mano, en los besos apasionados, en los cortos y significativos.

No, no estoy tan loca, un poco tal vez. Si aún buscas a uno de tus siete gatos, ese que lleva más de una semana sin volver a casa, el mismo que vi nacer hace un año y que incluso ayudé en el proceso, con el que tanto me entretuve retratándolo en tu jardín, deberías dejar de hacerlo. O podrías preguntarme, directamente, con esa mirada tuya tan mona que pones cuando quieres algo, como una caricia especial de esas que te gustan, entonces quizá te diría donde desenterrarlo.

IMG_20161123_124434524_HDR.jpg

Tengo claro que eso no es de buenas personas, no lo odiaba, me gustan los animales. Pero le tenía algo de rencor, un rencor que en realidad te guardo a ti pero no podría hacerte lo que le hice a él. No te alteres que no lo torturé, fue un error táctico. Arranqué el auto la útlima vez que fui a tu casa y escuché la música dentro, esa que pones cuando das tus fiestas de piscina. Me fui, en vez de plantar un drama, deberías reconocer eso. Pero vi pasar a tu gato justo en el retrovisor y… no sé, se me cruzó la reversa.

Debo aceptar que me lastimó más de lo que probablemente te lastime a ti, tú no sientes mucho en los últimos dias. Bajé de inmediato y lo cargué pero fue letal. Me lo llevé porque no merecía quedarse ahí para deshacerse bajo otros autos y porque tú no asomarías la cabeza más allá de la puerta hasta las tres de la mañana, si acaso.

Claro que intenté recuperarte, luego de toda mi histeria desatada después del evento, aún estaba enamorada de ti. O eso creía aunque probablemente es esta costumbre que me brindaste después de tantos días juntos. Ahora te gusta decir que era yo quien te prohibía cosas. ¿Qué es lo que te sucede? estaría bien que le contaras la verdad a alguien, como a ti mismo. Que eras tú quien no me permitía ni una salida para sólo verte a ti, para no perderme y a cambio decías que tú no saldrías con nadie tampoco. Cómo revisabas mi celular y dónde estaba en cada momento. Te atrevías a decirme qué amigos eran apropiados para mí y a quienes debía decir adiós para siempre. ¿Le has dicho eso a tu madre? Entonces también deberías contarle cómo hurgaste en mi pasado para hacer una historia de mis relaciones anteriores y echármelas en cara cada vez que querías, cada vez que deseabas provocarme culpa por alguna razón que aún desconozco.

Lo que me pregunto, después de todo, es qué haces buscándome aún. Si te dedicas a creer que he perdido la razón, a decírselo a todos y a utilizar esos términos psicológicos que nada tienen que ver. Deberías dejarme en paz, yo no te he buscado desde que me llevé al gato muerto. Me he conseguido una vida lejos de ti, con un empleo, algunos cursos y la tesis que no logro concluir. Quisiera decirte que hagas un buen futuro pero eres incapaz, porque dependes de lo que digan tus padres, tus amigos, todos, desde que lo arruinamos.

Tal vez reiterarías la locura si me vieras algunas noches, despertando entre gritos porque lo sueño, lo sueño a diario en horrendos y hermosos escenarios, como tu gato atropellado o con la sonrisa hermosa y lo que más odio es el parecido que tiene contigo. Si tuvieras un poco de corazón, también llegarías a imaginarlo.

Quiza lo primero que deberías contarle a tu madre para que te ayude, es que en esa gran pelea que tuvimos hace meses, después de tu empujón ante mis gritos, cuando caí de culo al suelo, perdí al bebé que habíamos creado.

Marta tiene un marcapasos – Hombres G

Nota: Aún tengo problemas con mi blog, los seguidores se eliminan. Ya está en proceso de solución con los técnicos. Mientras tanto, seguirán las historias lunes y viernes espero que sigan leyendo. ¡Gracias por estar aquí!

Anuncios

6 respuestas a “Estalla como loca de manicomio

  1. Uau, qué duro relato. Me he sentido identificada en muchos puntos…

    Pensaba que lo de los seguidores sólo me pasaba a ti, cada 2×3 me desapareces y tengo que volverte a seguir! Espero que lo solucionen, no querría perderme ni uno solo de tus relatos!

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estaría muy interesante saber en qué puntos!
      Sí… Me dicen que ya lo están resolviendo aunque según me comentaron es un caso nuevo así que espero mejore para seguir y no perder más personas. Qué bueno que te gustó y que aún estás por aquí. Gracias!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s